Switches

Los Switches sirven para interconectar múltiples dispositivos dentro de una misma red local. El Switch se encargará de ir distribuyendo la información por toda la red en función de los permisos que tenga cada dispositivo y la asignación de recursos.

Nos permitirán ahorrar dinero y aumentar la productividad.

Existen dos tipos básicos de switches: gestionados y no gestionados.

  • Los switches no gestionados funcionan de forma automática y no permiten realizar cambios. Los equipos de redes domésticas suelen utilizar switches no gestionados.
  • Los switches gestionados le permiten acceder a ellos para programarlos. Esto proporciona una gran flexibilidad porque el switch puede monitorizarse y ajustarse local o remotamente, para proporcionarle el control de cómo se transmite el tráfico en su red y quién tiene acceso a su red.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 − 85 =